páginas vistas

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Pancho Céspedes representa el miedo de muchos cubanos que se fueron de Cuba.

La carta de Pancho Céspedes a Amaury Gutiérrez es una joya perfecta para ilustrar el comportamiento de muchos artistas y 'gente normal' que se fue de Cuba, pero se llevaron el miedo con ellos allá donde fueron.

Es curioso, que Pancho escriba: "Amaury embarcó su carrera por hablar mierda."
O sea, por sus convicciones políticas de estar legítimamente en contra de Castro."
Lo mismo, podría  decirse de Silvio Rodríguez, quien está del lado de Castro, y lo apoyó públicamente hasta después de muerto, y tiene la carrera que tiene. O como Amaury estan Sandoval, Paquito de Rivera, Gloria Estefan, Donato Poveda o Willy Chirino y tienen el carreron que tienen un éxito incuestionable.
Los músicos son buenos y malos y da igual donde habiten, su carrera no será mejor apoyen a quien apoyen. Ahora estar de un lado y otro es totalmente legítimo para quien lo elija. Y para mi prefiero que tengan convicciones y sobre todo no tengan miedo de decir en política lo que piensan.

Céspedes creerá, ¿que él triunfó por no hablar mal de Fidel Castro? Creerá que por ir a Cuba, su carrera musical es mejor que la de Amaury. Además, las ofensas personales que utiliza llamándole autor de "canciones de mierda" y 'comep' es una bajeza. Parece que él sea Mozart y sus baladas no distan mucho de las canciones de amor o desamor de Amaury.

El caso de ambos es muy similar al nivel artístico.  No fueron famosos ni relevantes en Cuba donde vivían. Comenzaron a serlo al marcharse del País.  Ambos comenzaron su carrera en México. Pancho tuvo suerte antes y Luis Miguel y luego varios intérpretes  españoles cantaron sus temas. Amaury triunfó en México pero su carrera se ha consolidado en Miami y ahora en España donde el intérprete que más discos vende aquí,  David Bisbal canta sus canciones y lo invita nada menos que al Liceo de Barcelona a cantar con él. Sin contar que Amaury recibió un premio Grammy hace un año.
Es interesante como el eco de las cenizas del polvo-andante siguen generando polémica. Es triste que un  artista exiliado Pancho Céspedes,  que la pasó muy mal en Cuba por no ser renonocido se haya marchado su país y ahora se erige como quien dictamina quien debe criticar a Castro.
Elegante Amaury Gutiérrez que no cae en la bajeza de Pancho y lo reta a duelo. Y le invita a escoger las armas.

martes, 6 de diciembre de 2016

Noche de brujas en un pueblo medieval: Riells de Fai. Barcelona.

Venir a un pueblo medieval a vivir una noche de brujas  con mi niña (nits de bruixes) es un placer sin paleativos.  Este pueblo se tiene constancia de él desde el 971.  Aparece en un diccionario geográfico en 1845 y dice que habían 300 habitantes.  Hoy hay unos seiscientos habitantes. Gracias a que no ha crecido mucho hemos vivido una noche medieval de escándalo. Por suerte, no hay turistas aquí.
La fiesta medieval en Riells de Fai. Maya no se lo cree que salga fuego por la boca... Hacer vida medieval en su contexto es impagable. Redefinir el concepto de brujas por mujeres independientes y autónomas que no necesitaban de hombres ni de ciudades pues vivían en el bosque, o sea, la génesis misma del feminismo es genial...
Para colmo apareció Marijo Dj con la mejor música tradicional de América hispana y portuguesa  que entró perfecta en este lugar para cerrar la noche.